Las Mentiras de Nicolás Maduro para Culpar a Chávez por la Devaluación

Parte de la manipulación de información sobre el verdadero estado de salud del Presidente Hugo Chávez fue la atribución al presidente de la devaluación nefasta del 46 por ciento del bolívar venezolano, anunciada por Nicolás Maduro y sus cómplices el pasado 8 de febrero de 2013.

Maduro, líder del nuevo gobierno venezolano, usó a Chávez como escudo para taparse de culpa al hacer el muy impopular anuncio de la devaluación, que terminará empobreciendo a todos los venezolanos y elevando aún más la alta inflación que vive Venezuela.

Pero la verdad es otra. La devaluación fue una movida que Chávez, tan recientemente como el mes de septiembre de 2012, rechazó incisivamente. Aún más, si examinamos las declaraciones de los voceros del nuevo gobierno venezolano los días antes del anuncio de la devaluación, encontramos un intento orquestado por presentar a un Chávez gobernando y capaz de tomar decisiones, cuando en realidad, no gozaba de tal capacidad. Todo esto para encubrir la realidad: Maduro impuso una devaluación que Chávez nunca apoyo.

  • Chávez  rechazó previamente la devaluación. En una rueda de prensa el 11 de septiembre de 2012, a sólo meses del anuncio de Maduro y su equipo que declaró la devaluación del 46 por ciento, el presidente Hugo Chávez aseguró que no habría ajuste cambiario ni “paquetazo” económico. “No tenemos previsto ningún ajuste del cambio, creemos que las variables macroeconómicas están muy estables,” aseveró Chávez.
  • La falsa mejoría del presidente Chávez antes del anuncio de la devaluación.  Días antes del anuncio de la devaluación, Maduro y sus colegas del gobieno orquestaron un plan para presentar a un Chávez en proceso de rápida recuperación y en capacidad de ejercer sus funciones como presidente. El 26 de enero, Nicolás Maduro declaró que Chávez había tomado unas decisiones económicas que serían anunciadas en los próximos días. Esto fue hecho para atribuirle a Chávez la orden de devaluar la moneda nacional.
    • Esto se llevó a cabo a pesar de que apenas unos días antes, el gobierno había admitido que Chávez  padecía de una seria infección respiratoria.
    • El  18 de enero, el diario ABC de España informa que el mandatario ha sufrido un ataque cardíaco.
    • El Ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, admite el mismo 26 de enero que todavía persiste “cierto grado de insuficiencia respiratoria.”
    • Seguidamente, días antes del anuncio de la devaluación, el gobierno y sus voceros continuaron hablando de manera positiva del estado de salud del comandante Chávez. “El ciclo postoperatorio cerró y el presidente entró  en una nueva fase de tratamientos…” dijo Maduro el 1 de febrero. A sólo unos pocos días, se hizo el anuncio de la devaluación y Maduro reveló que pronto regresaría Chávez  a Caracas.
  • Luego del anuncio de la devaluación, el gobierno anuncia el empeoramiento de Chávez. Justo después del anuncio de la devaluación atribuido a Chávez  por Maduro, el gobierno cambió de tono y anunció que la salud de Chávez estaba empeorando.
    • El 10 de enero, ABC de España reporta que los médicos cubanos le notificaron a la familia de Chávez que éste ya no podrá ejercer sus funciones presidenciales.
    • El 15 de febrero, el Ministro Villegas admite que Chávez, quien antes andaba en supuesta plena mejoría, está ahora respirando a través de una cánula traqueal. Una foto del presidente con sus hijas es publicada el mismo día, cuidadosamente evitando mostrar la cánula.
    • El 21 de febrero, Villegas anuncia que “la insuficiencia respiratoria surgida en el curso del postoperatorio persiste y su tendencia no ha sido favorable, por lo que continúa siendo tratada.”
  • Chávez  regresa para distraer. El 18 de febrero, a unos pocos días que tomara efecto la devaluación, el gobierno trasladó a Chávez  a Caracas. A pesar de que una enfermera del hospital declaró que el mandatario entró caminando al hospital, el presidente nunca fue mostrado cuando se encontraba en Caracas, nunca habló en público, ni escribió.

Los que conocen al Comandante Chávez saben de su amor por los pobres venezolanos. Él nunca hubiera tomado la decisión de imponer una devaluación del 46 por ciento que aumentase el costo de vida y empobreciese a los venezolanos. Así lo dijo en septiembre de 2012, cuando rechazo una posible devaluación. Nicolás Maduro y sus allegados usarán la figura del presidente para justificar esta nefasta medida económica.